Chistes cortos de borrachos divertidos y buenos

Los chistes de borrachos son muy divertidos  graciosos y buenos para hacernos reir, que si su esposa, los niños, las llaves del carro, que se le olvido, que no se acuerda y puras tonterias jajaja.

Un niño le pregunta a su padre muy interesado.
Papá, ¿Cómo se sabe que una persona está borracha?
Pues fácil hijo, ¿Ves esos dos hombres que vienen por ahí? ¡Si yo estuviera borracho vería cuatro!
Papá, ¡Si solo viene uno!

Entra un borracho a una cafetería y dice, celebrando, con voz balbuceante:
¡Feliz año nuevo!
A lo que una dama le contesta:
¿Feliz año nuevo? ¿En pleno abril?
Y dice el borracho:
¿Ya estamos en abril? ¡Ay, mi mujer me va a matar, nunca había llegado tan tarde!

Se encuentra un borracho llorando frente a un letrero, y pasa un amigo y le pregunta:
¿Por qué llora?
El borracho indica el letrero y dice:
Ya no hay verguenza en este país, ahí dice "Se vende madre sin sentimiento."
El amigo le dice:
¡No sea bruto!, ahí lo que dice es "Se vende madera, zinc, cemento."